Regalos para empresas: La importancia de la originalidad

 en Regalos para empresas

El valor diferencial es uno de los activos más importantes para cualquier empresa. Anualmente, las empresas invierten millones de euros y hacen uso de todos sus recursos para encontrar productos y servicios que destaquen en el mercado. Las estrategias de marketing, la investigación y desarrollo, así como la búsqueda de una propuesta de valor diferente es uno de los principales objetivos empresariales.

En toda esta búsqueda por marcar una diferencia entre sus clientes, muchas empresas fallan en un pilar fundamental de las relaciones con el cliente. Los regalos corporativos son, a veces, dejados de lado e iguales para todos los clientes, perdiendo una increíble oportunidad de demostrar originalidad.

La originalidad en los regalos empresariales es una oportunidad dorada para que la empresa le demuestre a sus clientes su creatividad y el interés en la innovación. Cada gesto de la empresa hacia su cliente abre una compuerta para fomentar las relaciones y fortalecer vínculos más allá de las relaciones comerciales convencionales. Estas relaciones forman cercanías que se fijan de manera más duradera en la preferencia del cliente y establecen relaciones a largo plazo. Por otro lado, los clientes suelen apreciar de manera más profunda el esfuerzo de una empresa en encontrar regalos llenos de originalidad. Este pequeño gesto, algunas veces tiene un muy pequeño valor económico en comparación del resultado obtenido.

Asimismo, la originalidad es una cualidad muy apreciada, especialmente en aquellas empresas que desarrollan productos y servicios fundamentales. A medida que la empresa presta un servicio más innovador, la originalidad es más valorada y agradecida. Veamos cómo con pequeños gestos podemos demostrar originalidad, esfuerzo, aprecio e interés en nuestros clientes. Los regalos de piel y marroquinería pueden ser formas muy originales de agradar a nuestros clientes.


¿Por qué ser original?

marroquinería

Decían los romanos que “la suerte favorece a los valientes”, esta máxima tiene una aplicación magistral en el mundo de los negocios. Los grandes éxitos empresariales de la historia se han hecho por empresas que han apostado por la originalidad.

Encontrar un producto original, disruptivo y único en el mercado es el santo grial de la mayoría de los negocios en el mundo entero. Lograr desarrollar una nueva forma de hacer las cosas, un nuevo método productivo o un producto revolucionario es sinónimo de éxito inmediato.

La originalidad es una de las formas de demostrar liderazgo, arrojo y confianza en nuestros proyectos, los cuales son valores altamente admirados. Dentro de los estudios de influencia en el consumidor, la originalidad se considera una demostración de autoridad en un determinado sector. Por este motivo, empresas de muchos sectores invierten millones en demostrar que tienen pensamientos out of the box o “fuera del montón”. Esto les ha rendido frutos a empresas de tecnología, de comunicaciones y de servicios de asesoría.

Esta búsqueda de la originalidad no se circunscribe a empresas de vanguardia tecnológica o de servicios ultra especializados. En empresas de servicios básicos y tradicionales, la visión de originalidad tiene resultados muy positivos entre el público.

De acuerdo a múltiples estudios del comportamiento del consumidor, uno de los valores más apreciados son la originalidad y la autenticidad en las empresas. Para el consumidor esto refleja un compromiso de la empresa que va más allá de la facturación y las ventas. Existe una visión intrínseca de la empresa como un elemento positivo que se esfuerza en la búsqueda de soluciones para sus necesidades. Esto inmediatamente desarrolla un mayor nivel de confianza, fidelidad y entrega.


¿Cómo demostrar originalidad a nuestros clientes?

marroquinería

Hay miles de formas de demostrar nuestro compromiso con la originalidad y la búsqueda de la innovación y la vanguardia. Algunas de estas formas terminan cayendo en parámetros nada originales y viejos clichés de marketing. Desarrollando el pensamiento lateral y presentando opciones totalmente diferentes aunque conlleven un alto riesgo es la única forma de crear soluciones disruptivas. El cliente percibe este riesgo y aprueba el arrojo de las empresas, especialmente si en estos riesgos percibe una intención favorable y en pro de sus requerimientos. Una de las mejores formas de demostrar a nuestros clientes que estamos dispuestos a correr riesgos por ellos, es con regalos corporativos originales.

Los productos de marroquinería y de piel son usualmente asociados a determinadas vestimentas o complementos de uso diario. Muy pocos clientes asocian este tipo de productos con artículos de oficina, productos de organización o corporativos.

Del mismo modo, el exquisito trabajo y el esfuerzo en los detalles que dan los artesanos a cada pieza de cuero, se refleja en regalos de máxima calidad y belleza. El trabajo hecho a mano con siglos de tradición y con la mejor materia prima resulta en un regalo elegante, original y único que será atesorado por el cliente. Los artículos de piel de Ubrique son una de las formas más originales que tienen las empresas de demostrar cuán importante es el cliente.

 

¿Qué andas buscando?